Pisar suelo estadounidense después de un largo trayecto y el cruce de la frontera es una cosa, pero para migrantes indocumentados el camino no termina ahí. Aún tienen que hacer el recorrido de trámites legales para recibir asilo y, muchas veces, el primer paso es ponerse en manos de la Patrulla Fronteriza.

(TELEMUNDO ATLANTA).- Pisar suelo estadounidense después de un largo trayecto y el cruce de la frontera es una cosa, pero para migrantes indocumentados el camino no termina ahí. Aún tienen que hacer el recorrido de trámites legales para recibir asilo y, muchas veces, el primer paso es ponerse en manos de la Patrulla Fronteriza.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: