Serie especial sobre las deportaciones que inician desde la cárcel del Condado de Gwinnett

ATLANTA.- La cárcel del condado de Gwinnett ha contribuido en los últimos 9 años a entregar a 17 mil personas indocumentadas a manos de ICE bajo el programa federal 287g. Dicho programa es operado dentro de la cárcel para identificar a personas indocumentadas en el país y que son fichadas al llegar al recinto.

El alguacil del condado de Gwinnett, Butch Conway dijo en marzo del 2018 durante una mesa redonda de inmigración frente al presidente Trump que bajo el 287g habían procesado a 47 mil personas y de las cuales habían identificado a 17 mil indocumentados.

“Iniciamos el programa 287g con ICE desde el 2010. Desde ese tiempo nosotros hemos entrevistado más de 47 mil detenidos cuando ellos llegan a nuestra cárcel. Hemos identificado 17 mil extranjeros ilegales”, dijo Conway en dicha ocasión.

El alguacil Conway ha mantenido el 287g como parte de su campaña cada vez que corre para una elección en el cargo como alguacil. El controversial ha tenido el apoyo de algunos y la crítica de muchos en la comunidad hispana.

En el 2016, el empresario hispano Joe Mariscal dio declaraciones apoyando a Conway previamente a las elecciones para el cargo de alguacil en ese año. “Y no necesitamos a nadie más que nos venga a decir como correr este condado. A Butch Conway lo vamos a reelegir porque es lo que quiere la gente, lo que la gente necesita. La gente cree en él, y ha hecho un excelente trabajo en 20 años sirviendo a la comunidad”, dijo Mariscal en ese entonces a Jorge Buzo de Telemundo Atlanta.

Mientras la directora ejecutiva de la Alianza Para los Derechos Humanos de Georgia dijo que “el programa 287g lo que ha ofrecido es el temor de que se puede ser procesado para deportación”.

Nicholls designa a la cárcel de Gwinnett como una máquina de deportación en donde el principal blanco son personas que no han cometido un crimen y especialmente aquellas que manejan sin un permiso para conducir.

Casi sobre una década, el alguacil en la cárcel ha cuestionado a más de 52 mil personas sobre su estatus migratorio. Desde el 2017 cuando el presidente Trump emitió una orden ejecutiva extendiendo el programa 287g en el país, Gwinnett ha sido la demarcación con mayor incremento en el proceso de deportación a nivel nacional. Tan solo, al cerrar el año fiscal en septiembre del 2018, hubo un reporte de 936 personas que fueron deportadas, según cifras oficiales de ICE. El aumento fue del 400 por ciento.

Un joven esperaba que la detención de su madre tras un accidente de tráfico en el que ella no tuvo la culpa no presentara mayor problema, pero la realidad es otra. Dice: " A ella le pusieron un hold de inmigración", menciona José García.

Dentro de la cárcel varias personas esperan el momento en el que serán llegadas a recoger por agentes de inmigración.

Cuando buscamos hablar con una persona detenida, un agente del alguacil pregunta quienes están dispuestos en ese momento.

En una habitación ese día, había 4 personas hispanas para ser puestas en proceso de deportación, además un inmigrante jamaiquino que fue detenido manejando sin licencia de conducir, también fue sometido bajo el proceso de 287g.

El alguacil del condado, Butch Conway, ha hablado contadas veces sobre el programa 287g frente a un medio de comunicación, rara vez con un medio de comunicación hispano. Recientemente dio declaraciones al periódico The Atlanta Journal Constitution, AJC, en el que dice que “con este programa se redujo la población de la cárcel.

De casi mil deportados en Gwinnett el año pasado, ICE no ha proporcionado información del delito por el que fueron procesados para ser enviados a sus países.