(TELEMUNDO ATLANTA).- Los autos comenzaron a pasar antes de la 10:00 a.m. del recién pasado lunes, después de una semana de permanecer cerrado en su antigua ubicación debido a la pandemia de la COVID-19. Se trata de los accesos fronterizos entre México y Estados Unidos, una zona que provoca una importante derrama económica.