(TELEMUNDO ATLANTA).- Le queda poco más de un mes a Donald Trump en la presidencia, y una de las promesas que deja a medio cumplir, es la de la valla fronteriza. No fue por falta de esfuerzo, pero el primer mandatario enfrentó todo tipo de obstáculos, desde legales hasta financieros e, inclusive, el robo de materiales; y ahora la contratación de supuestos grupos armados de mexicanos para proteger las áreas en construcción.