ATLANTA. -Abel Aparicio cree que su detención por parte del agente del Alguacil del Condado de Monroe, Florida, estaba motivada por razones raciales. Después lo entregó a agentes de la patrulla fronteriza y pasó a manos de ICE. Diez días después fue liberado tras depositarse una fianza.

El boxeador de origen mexicano quien vive en Atlanta regresaba el 16 de julio de vacaciones en Los Cayos con un grupo de amigos y de su entrenadora, Terri Moss. Un agente detuvo el vehículo en el que viajaba como pasajero, y les preguntó a todos por su identificación. El solo tenía su matrícula consular. En entrevista con Telemundo Atlanta, Aparicio dijo estar preocupado porque los agentes podrían en cualquier momento quizás buscarlos y detenerlo para deportarlo.

Aparicio es un pugilista con 6 años de carrera sólida. Su entrenadora dice que en septiembre del año pasado logró ganar una pelea que lo coloca en la Federación Americana de Boxeo.

“No es una persona que ha cometido crímenes o que tenía una orden de arresto”, dice Moss.

Aparicio llegó a los Estados Unidos cuando tenía 13 años.  Él tiene tres hijos nacidos en este país; una niña de siete años, un niño de cinco y un bebé de 11 meses.

Para sostenerlos trabaja como cocinero en un restaurante. Además, trabaja para mantener su carrera profesional.

“Lo primero que pensé cuando me detuvieron fue en mis hijos”, dice Aparicio

Pero al parecer la detención de Aparicio no fue casualidad. En la florida la ley SB-168, que hace blanco en las ciudades santuarios requiere que los agentes de policía que encuentran a una persona indocumentada la entreguen a manos de las autoridades migratorias.

La abogada de inmigración, Iliana Dobrev, dice que este es un fenómeno nuevo en ese estado. “Es algo nuevo, pero se vio también en el pasado”, dice.

Mientras la Oficina del Alguacil del Condado de Monroe respondió a Telemundo Atlanta este lunes en un correo electrónico tras la pregunta sobre el motivo del arresto del boxeador.

“La Oficina del Alguacil del Condado de Monroe no participó ni realiza operaciones conjuntas con las autoridades federales con el fin de identificar a personas indocumentadas.  La Oficina del Alguacil cumple con todas las leyes.  La Oficina del Alguacil no participa en el programa 287 (g).  Todas las preguntas adicionales deben dirigirse a la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos", dijo la agencia de seguridad pública.

La abogada Dobrev recomienda a las personas que estén preparadas al viajar hacia Florida. “Si no cuenta con documentos del país es mejor que no se arriesgue”, dice.