DULUTH. -Alrededor de 15 mil personas han sido deportadas de Gwinnett bajo el programa 287g según cifras federales. “Un programa que ha servido para separar familias” dicen activistas hispanos y legisladores, como la demócrata Brenda López durante una entrevista con Telemundo Atlanta.

El programa que ha estado vigente desde el 2009 en Gwinnett, ha puesto al condado entre los primeros 5 gobiernos locales que han deportado a más personas hispanas indocumentadas en la última década.

López, dice que los funcionarios en Gwinnett, los comisionados, deben darse cuenta de que hay más inmigrantes que antes en la demarcación, y ellos no están representando los intereses de esta comunidad. “Hay que hacer presencia en sus reuniones, y decirles que no aprueben el presupuesto para el programa”. “El actual programa vence a finales del mes de junio”, dice la legisladora.

El programa 287g es especialmente implementado en Georgia además del condado de Gwinnett, por Whitefield, Cobb y Hall. El alguacil Butch Conway, en entrevista con el periódico Atlanta Journal Contititution, dijo que se prepara para renovar el contrato cuando a finales de junio expira un acuerdo firmado por 3 años.

Aunque Conway no ha dicho si correrá o no en las elecciones del 2020 para otro ciclo en la Oficina del Alguacil, lo cierto es que en el contexto político la bandera principal de su campaña siempre fue deportar a personas indocumentadas.

Desde que el gobierno federal retiró la mayor parte del presupuesto para financiar el programa 287 g, el gobierno de Gwinnett ha autorizado que el alguacil utilice 2 millones de dólares de su presupuesto anual para que este funcione.