Las agencias de policía locales están compartiendo información con ICE

Los lectores de placas son utilizados por las policías locales, pero también están localizados en los carriles de peaje y el las principales intersecciones.

ATLANTA.- La Asociación Americana de Libertades Civiles (ACLU) está solicitando a las agencias de policía que no compartan los datos de lectores de matrículas con los agentes de inmigración.

Según un informe, los agentes del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), están utilizando los datos de lectores de matrículas de las policías locales para rastrear a los inmigrantes ilegales, la ACLU asegura que las agencias de policía de todo el país están compartiendo su información con ICE, incluidas muchas agencias en el área metropolitana.

"Las cámaras instaladas en lugares como en las intersecciones, en los carriles de peaje y en los vehículos de la policía se están utilizando para rastrear la ubicación y los movimientos de las personas, esto es una red de vigilancia", menciona la ACLU.

Además sostienen que los agentes de inmigración utilizan la base de datos que extrae y almacena la información de los lectores de matrículas de todo el país, "podemos escribir la placa y podemos darnos la fecha y hora, hasta las coordenadas de localización  satelital (GPS) de dónde se vio esa matrícula por última vez", dijo un agente de la patrulla estatal.

Se podrían incrementar las detenciones arbitrarias

La ACLU teme que compartir los datos de ubicación con ICE pueda provocar paradas de tráfico sin fundamento y falsos arrestos, sugieren que los lectores pueden revelar detalles personales sobre personas inocentes.

Mapa de concentración de uso de lectores de matrículas

Las áreas en rojo muestran las zonas de mayor concentración donde son utilizados los lectores de placas de automóviles que podrían estar compartiendo información con ICE.

La policía local alega que los lectores han sido solo usados para "encontrar autos robados, para localizar a sospechosos cerca de escenas de crímenes e incluso para resolver crímenes violentos".

Varios condados del área metropolitana comparten su información

"Nuestra principal preocupación es sobre los riesgos a las libertades civiles que los lectores de placas de matrícula pueden violar, ya que esta información de vigilancia alimenta la máquina de deportación de ICE", dice la ACLU. La asociación asegura que ha descubierto ICE tiene un contrato con la compañía de lectura de licencias "Vigilant Solutions", la cual es una de las empresas contratadas en el condado de Gwinnett que almacena toda la información de las cámaras. La lista también incluye a Woodstock, Hiram, el condado de Fayette y otros del área metropolitana que comparten sus datos.

Colaborador