(TELEMUNDO ATLANTA).- La empresa juguetera Hasbro retiró del mercado una muñeca de su línea Trolls, por denuncias del público sobre incentivos al abuso sexual de menores. 

Todo comenzó con la queja de una consumidora, que mostró cómo la muñeca tiene un botón en el área genital y que, al presionarlo, hace que el juguete emita sonidos de risa y placer. 

Eso provocó la realización de una carta en la plataforma Change.org, para que Hasbro dejara de vender la muñeca. Hasta el momento, Hasbro no ha explicado por qué el botón está en esa zona ni tampoco por qué las instrucciones de la muñeca no incluían esos detalles.