La sala de conferencias del consulado de México en Atlanta, lleva ahora el nombre del ex cónsul y activista proinmigrante

ATLANTA.- Con anécdotas, vivencias, y una revisión de su vida y obra, sobre todo durante los años en los que vivió en Georgia, fue recordado Teodoro Maus a un mes de su fallecimiento en la sala de conferencias que ahora lleva su nombre en el Consulado General de México en Atlanta.

Su viuda Nicollete, acompañada de sus hijos Natasha y Elías fueron quienes develaron la placa con la que desde ahora nombra al principal salón de eventos y conferencias de la sede diplomática, de la cual fue el primer cónsul general en 1989.

Arquitecto de profesión, pintor, cineasta, diplomático y comunicador… Teodoro Maus fue multifacético y que inició muchas de las actividades empresariales, culturales, diplomáticas y de activismo en pro de los inmigrantes indocumentados del sureste de los Estados Unidos, un referente histórico del paso de la comunidad latina en Georgia.

Adelina Nicholls directora de la Alianza latina por los derechos humanos, GLAHR, el empresario Norberto Sánchez, y el actual cónsul general de México en Atlanta, Javier Díaz de León, hicieron además de un obligado repaso de su trayectoria, también revelaron detalles poco conocidos de quien por más de tres décadas ha sido referente de nuestra comunidad.

José Pérez estuvo muy cerca de Teodoro Maus en el último tramo de su vida al encabezar Radio información, quien nos señala que este esfuerzo de comunicación continuará con nuevos brios.

De igual forma, los presentes al acto señalaron que se llevaran a cabo más actos de recordación así como la intención de la crear de un libro que narre la vida Teodoro Maus y su Legado.