(TELEMUNDO ATLANTA).- Un juez federal sentenció a Kuo Pin "Kenny" Cheng a libertad condicional y le ordenó pagar $ 10,000 por el contrabando de tortugas protegidas.

Según los investigadores, el hombre de 56 años de edad, residente de Marietta, recibió al menos 28 envíos de Hong Kong que contenían más de 150 tortugas vivas entre octubre de 2018 y enero de 2019.

Entre las tortugas que recibió Cheng había múltiples especies protegidas, así como dos especies de tortugas, la tortuga asiática manchada de estanque (Geoclemys hamiltonii) y la asiática de tres quillas (Melanochelys tricarinata), que están clasificadas como en peligro de extinción bajo la Ley de Especies en Peligro.

Cheng intentó evitar la detección haciendo que los envíos se etiquetaran como "juguetes" o "camión" y se dirigieran a nombres falsos. Después de recibir las tortugas, Cheng las vendió a otros coleccionistas en Estados Unidos que conoció en línea.

"El tráfico ilegal de peces y vida silvestre es un gran negocio en todo el mundo", dijo el fiscal federal, Byung J. "BJay" Pak. Y agregó: "Se promulgaron leyes que protegen a las especies en peligro de extinción para preservar nuestros tesoros en la naturaleza. Estamos comprometidos a trabajar con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley para proteger la vida silvestre en peligro de extinción".

Cheng admitió haber ganado aproximadamente $ 40,000 por las ventas de las tortugas importadas ilegalmente.