Hombre acusado de usar un drone para contrabandear drogas a una prisión ha sido sentenciado

ALBANY.- Un hombre de Georgia fue acusado y sentenciado de operar un flota de aeronaves no tripuladas (UAS) o “drones” para ingresar contrabando de drogas a la prisión estatal de Autry.

Eric Lee Brown, de 35 años, fue sentenciado a 48 meses de prisión. Se declaró culpable de un cargo por operar una aeronave elegible para el registro sabiendo que el objeto volador no estaba registrada y era usada para facilitar un delito de sustancias controladas

El Juez de la Corte de Distrito, Louis Sands, sentenció a Brown a 48 meses de prisión, seguido de 3 años de libertad supervisada.

Brown admitió que intentó usar un avión no tripulado para dejar caer una bolsa grande de marihuana en la prisión estatal de Autry en Pelham, Georgia. Los oficiales del condado de Mitchell respondieron a una llamada el 29 de marzo de 2018 sobre un vehículo que impedía el flujo de tráfico cerca de la prisión. Brown estaba dentro del vehículo, y los agentes olieron marihuana y observaron el avión no tripulado.

"Los contrabandistas que usan drones u otros medios para trasladar contrabando y drogas ilegales a nuestras cárceles enfrentarán enjuiciamiento y sanciones en el Distrito Medio de Georgia", dijo el fiscal federal Charlie Peeler. 

El fiscal Peeler dijo que el público debe ser consciente de que el uso de drones está regulado por los estatutos penales federales. "Nuestra oficina hará cumplir esas leyes para mantener el contrabando ilegal y las drogas fuera de nuestras cárceles. Quiero agradecer a la Oficina del Sheriff del Condado de Mitchell, al Departamento de Correcciones de Georgia y al Departamento de Transporte por su excelente trabajo en este asunto ", aseguró Peeler.

"La sentencia de hoy sienta un nuevo precedente para la investigación penal federal y el enjuiciamiento de operaciones ilegales de UAS y envía un fuerte mensaje de que tales actividades no serán toleradas", dijo Todd Damiani, agente Especial Regional de la Oficina del Inspector General del Departamento de Transporte (DOT-OIG). 

Damiani asegura que a medida que prolifera el uso de UAS, los agentes especiales de DOT-OIG, que trabajan junto con nuestros socios federales, estatales y de otros organismos encargados de hacer cumplir la ley, "continuarán llevando ante la justicia a las personas que violen las regulaciones de UAS y participen en el uso criminal de esta tecnología".