ALPHARETTA. -La policía de Alpharetta arrestó a Eliseo López Camacho por supuestamente perseguir y acosar a otro conductor por varios minutos porque le tocó la bocina para que avanzara cuando el semáforo cambió a luz verde.

Las autoridades no solo lo arrestaron por ello a López, sino por otras razones. “Se puso al lado mío y me gritó, me estuvo siguiendo por varios minutos”, dice Paublo Arroyo”.

Arroyo nunca se imaginó que haber tocado la bocina para que otro conductor se moviera pudiera haberle llevado a pensar que quizás le dispararían.

El incidente ocurrió a finales del mes pasado cuando transitaba por la Highway 9 y Windward Parkway.

Arroyo dijo a Telemundo Atlanta que el conductor agresor lo siguió en un vehículo tipo miniván muy de cerca, parachoques con parachoques. Dijo que el incidente ocurrió alrededor de las 9 de la noche cuando se dirigía a comer con un amigo a un restaurante cercano a la zona.

Él viajaba sobre la Highway 9, y en dos ocasiones, López Camacho se bajó de su vehículo cuando el semáforo nuevamente estaba en rojo, lo siguió a pie y le gritó a través de la ventana. “En un punto sacó algo, y yo pensé que era una pistola, no sé qué traía”, dice Arroyo.

En cierto momento Arroyo decidió cruzar a la izquierda sobre Windward Parkway y se estacionó en una gasolinera BP. Él ya había alertado a la policía sobre el incidente y les había dado la descripción del automóvil.

El agente que llegó al lugar dijo que vio la camioneta miniván y trato de detenerla, pero el conductor aceleró y después llegó a un estacionamiento en donde saltó de su vehículo y se internó en una zona boscosa.

 “El agente le dio órdenes al sospechoso de que se entregara, pero no obedeció”, dijo Howard Miller, vocero de la Policía de Alpharetta.

Con la ayuda de agentes del Departamento de Policía de la ciudad de Milton lo detuvieron. Uno de los uniformados usó su pistola eléctrica para someterlo.

“Cuando el agente lo interrogó del por qué huyo, el sospechoso le dijo que estaba intoxicado, no tenía licencia de manejar y no quería ser deportado”, señaló el vocero de la Policía de Alpharetta.

Camacho enfrenta cargos por manejar agresivamente, manejar bajo los efectos del alcohol, tener un recipiente de bebida alcohólica abierto y manejar sin licencia de conducir, dice la policía.

“No le deseo nada malo. Ojalá pueda salir y pensar la situación otra vez, porque fue exagerado por lo que se enojó”, dice Arroyo.

Camacho deberá comparecer en la corte municipal de Alpharetta el próximo 31 de julio a la una de la tarde y responder ante los cargos atribuidos en el reporte policial.