FOLKSTON, GEORGIA.- Una riña entre presos en el Centro Correccional D. Ray James, en el sur de Georgia, fue contenida y todos los reos volvieron a sus celdas.

Los encargados de la cárcel privada dicen que la riña ocurrió entre dos grupos de reos de diferente “origen geográfico”, sin dar mayores detalles.

Sin embargo, televidentes de Telemundo Atlanta se comunicaron a nuestra redacción y dijeron que la pelea fue entre presos de origen cubano y de origen mexicano.

Los televidentes dijeron ser familiares de algunos de los presos y afirmaron que estaban muy preocupados por “la falta de comunicación… sólo sabemos que son muchos heridos”.

Otro televidente dijo que “hemos llamado varias veces y nadie nos ha respondido. Son presos, pero también son humanos. Creemos que tenemos derechos como familia”.

Una tercera persona dijo que “no tengo información de mi esposo que se encuentra en ese lugar, tienen bloqueados los teléfonos, no contestan las llamadas en la institución”.

Telemundo Atlanta contactó a una mujer, Zully Ramos, quien dijo ser esposa de un preso de origen cubano. Ramos explicó que tras varias horas de espera pudo contactar a su marido y que éste le dijo que la situación estaba tranquila y que los guardias habían separado a ambos grupos de reos.

En un comunicado, la empresa que maneja la cárcel dice que la pelea se registró el lunes a las 8:05 p.m. y que la situación fue contenida y las instalaciones están seguras.

El documento agrega que ningún preso se fugó y que todos los empleados y presos se encuentran bien.

Indica además que “estamos trabajando para encontrar quienes fueron los involucrados, dar atención a los presos lastimados y analizar si se cambiarán algunos de los procedimientos”.