Evita que tu cena del Día de Acción de Gracias se convierta en una tragedia

(TELEMUNDO ATLANTA).- Este Día de Acción de Gracias, en la mayor parte de los hogares preparan una cena de pavo. En esta tradicional cena familiar se cocinan alrededor de 46 millones de pavos en todo el país.

Muchos lo hornean pero otros prefieren freírlo en aceite, esta modalidad representa un gran peligro si no tienes el debido cuidado.

Un error muy común es sumergir el pavo congelado en el aceite caliente lo que provoca una fuerte combustión y llamas; por lo que puede ser al final del día una de las jornadas más activas para los bomberos .

En el Día de Acción de Gracias el riesgo de incendios en el hogar se triplica

"El pavo aún congelado sumergido en demasiado aceite caliente genera un peligro de incendio enorme", dijo Carla Coolman, de la Comisión de Seguridad de Productos de Consumo de EE.UU.

La principal recomendación es nunca freír el pavo en interiores, siempre hay que hacerlo en exteriores y hacerlo con una cantidad de aceite moderada y siempre descongelar el pavo antes de sumergirlo en el aceite.

"Un incendio en la cocina puede arruinar el Día de Acción de Gracias de una familia, y tristemente, en algunos casos, su hogar", dijo Virginia Mewborn, Oficial de Desastres de la Cruz Roja de Georgia. "Estamos pidiendo a todos los georgianos que sean unas vacaciones seguras y agradables tomando precauciones adicionales para evitar incendios en el hogar".

Consejos de seguridad recomendados por la Cruz Roja:

  • Ten un detector de humo que funcione cerca de tu cocina, en cada nivel de tu casa, dentro de los dormitorios y fuera de las áreas para dormir. Utiliza el botón de prueba para comprobar las alarmas regularmente. Reemplace todas las baterías al menos una vez al año si tu alarma de humo lo requiere. Tener y practicar un plan de escape en caso de incendio.
  • Considera comprar un extintor de incendios para la cocina. Póngase en contacto con el Departamento de Bomberos local para recibir capacitación sobre el uso adecuado de los extintores.
  • Mientras cocines, no uses ropa suelta o mangas que cuelguen.
  • Si estás friendo o asando alimentos, nunca los deje desatendidos, permanece en la cocina. Si sales de la cocina por un período corto de tiempo, apaga la estufa. La cocción desatendida es la causa principal de los incendios.
  • Si está cocinando a fuego lento, horneando o asando alimentos, verifícalo regularmente.
  • Usa un temporizador para recordar que la estufa o el horno están encendidos.
  • Mantén a los niños y mascotas lejos del área de cocina. Haz que permanezcan al menos a tres pies de distancia de la estufa.
  • Mantener cualquier cosa que pueda incendiarse (agarraderas, utensilios de madera, bolsas de papel o plástico, empaques de alimentos, toallas o cortinas) lejos de su estufa, horno o cualquier otro aparato en la cocina que genere calor.
  • Limpia las superficies de cocción regularmente para evitar la acumulación de grasa.
  • Siempre revisa la cocina antes de ir a la cama o de salir de casa para asegurarse de que todas las estufas, hornos y pequeños electrodomésticos estén apagados.