ATLANTA.- Algunos grupos de estudiantes de la Universidad Estatal de Georgia están solicitando a la alcaldesa Keisha Lance Bottoms retirar la estatua de Henry W. Grady que se encuentra en el centro histórico de Atlanta. 

Los alumnos, por medio de un comunicado publicado en su periódico estudiantil, describieron a Grady, quien fuera editor en jefe y copropietario del periódico Atlanta Constitution, a fines del siglo XIX, como un racista que apoyó la campaña a la gubernatura de un supremacista blanco, publicó titulares racistas y dijo que no apoyaba los derechos de voto de los negros.

Estudiantes de la Universidad Estatal de GA piden a la alcaldesa Bottoms retirar estatua de Henry Grady

"Grady ciertamente no era patriota, simplemente era racista", dijo el editorial de Georgia State Signal. Al mantener a Grady en un pedestal literal y figurado, continuamos celebrando un legado que es incompatible con el carácter progresista de Atlanta. ¿Es esto realmente lo que celebra la ciudad?".

El editorial, titulado "Alcaldesa Bottoms: derribe esta estatua", fue firmado por algunos líderes de la asociación estudiantil del gobierno, la Alianza de Estudiantes Negros de la universidad y los Jóvenes Demócratas de Georgia.

La estatua, fue erigida en 1891, dos años después de la muerte de Grady, se encuentra en la intersección de las calles Marietta y Forsyth, a pocas cuadras al oeste del campus de Georgia State en Atlanta. La escuela tiene la matrícula más grande de todas las universidades del estado, con casi 54,000 estudiantes.

Una nueva ley estatal impide que la estatua sea removida. La legislatura de Georgia aprobó un proyecto de ley a principios de este año que aumenta las sanciones contra aquellos que dañan los monumentos públicos y privados del estado, lo que también hace que sea más difícil eliminar y reemplazar monumentos y señales confederados.

El proyecto SB77 del senado, dice que ningún monumento de propiedad pública "será reubicado, removido, ocultado, oscurecido o alterado de ninguna manera por ningún funcionario o agencia". El editorial se dirigió a la ley, escribiendo "solo porque es la ley no quiere decir que esté bien ".

El legado de Grady ha sido debatido por otros estudiantes en el pasado. En 2016, el periódico estudiantil de Grady High School en Midtown Atlanta escribió un editorial especificando que el nombre de la escuela debería cambiarse por razones similares.

En ese mismo año una funcionarios de una escuela en Houston, Texas, votaron para cambiar el nombre de una escuela secundaria llamada Grady.

El nombre de Grady permanece en otros lugares prominentes en Georgia, incluido el Grady Memorial Hospital y el Colegio de Periodismo y Comunicación Grady de la Universidad de Georgia.