LILBURN. -Las autoridades escolares del Condado de Gwinnett confirmaron el arresto de un estudiante quien enfrenta cargos criminales tras supuestamente atacar a otro compañero con un cuchillo. Las autoridades dicen que quería robarle su teléfono celular. El vocero del distrito escolar, Bernard Watson, envió un comunicado a Telemundo Atlanta respondiendo a las preguntas sobre el incidente.

"Este incidente involucró a dos estudiantes de décimo grado en Berkmar High School y sucedió el viernes en el baño de una escuela", dijo Watson.

"El estudiante "A" trató de tomar el teléfono celular del estudiante "B" mostrando un cuchillo. El esudiante "B" le quitó el cuchillo de la mano al estudiante "A" y los dos comenzaron a pelear. El administrador entró al baño y terminó la pelea. El estudiante "B" sufrió algunos cortes menores en la mano por la pelea, pero nadie fue apuñalado o sufrió heridas graves.

El estudiante "A" fue arrestado y acusado de robo a mano armada y posesión de un arma en propiedad de la escuela. Además de esos cargos penales, el estudiante "A" también se enfrentará a medidas disciplinarias escolares.

Debido a las leyes de privacidad y al hecho de que ambos estudiantes son menores, no puedo compartir sus nombres", dijo Watson.

Una estudiante dijo a Telemundo Atlanta a la salida de la escuela que escuchó que hubo mucha sangre en el baño, mientras una publicación en redes sociales decía que el conserje había lavado la sangre en el lugar. "Todos estos rumores se generaron debido a que no se nos inoformó lo que realmente pasó", dijo una estudiante.

Una madre de familia criticó a las autoridades escolares de Berkmar High por no alertarles de la situación. Mientras Watson en otro correo electrónico dijo que "cuando hay una pelea en una escuela, los directores generalmente solo notifican a los padres de los estudiantes involucrados en el altercado, a menos que haya circunstancias atenuantes, es decir, el número de personas involucradas, el tipo, la gravedad de las lesiones, y si hubo armas involucradas. En este caso, dadas las circunstancias que rodearon el incidente, es decir que, nadie fue apuñalado o gravemente herido, el director tomó la decisión de notificar solo a padres de los alumnos involucrados".