(TELEMUNDO ATLANTA).- Pronto podría ser obligatorio que los adultos en Georgia que viajan en el asiento trasero de un vehículo se pongan también el cinturón de seguridad.

Eso es lo que busca un proyecto de ley que es analizado por una comisión del Senado de Georgia.

En las leyes vigentes, los adultos que viajan en la parte trasera no están obligados a usar los cinturones de seguridad, solo el conductor y el pasajero del asiento delantero así como los menores de 17 años que viajan en el asiento trasero deben ponérselo.

El comité también recomendará cambiar la ley estatal para permitir que los abogados que defienden a los fabricantes de automóviles y las compañías de seguros en demandas por lesiones personales presenten evidencia de que alguien no llevaba puesto el cinturón de seguridad cuando se lesionó durante un accidente.

Datos del Consejo Nacional de Seguridad muestran que casi 15,000 muertes podrían haberse evitado en 2017 mediante el uso del cinturón de seguridad. Los representantes de la industria de seguros también argumentaron que los pasajeros sin restricciones en el asiento trasero cuestan más a los hospitales que a las personas que viajan al frente cuando se lesionan y contribuyen a aumentar las primas de seguro de Georgia.

El proyecto de ley propone multas de $15 dólares para infractores adultos y multas de $25 para conductores con pasajeros menores sin cinturón.