(TELEMUNDO ATLANTA).- Este lunes 29 de noviembre entra en vigor la nueva regla del Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos (ICE) en la que detalla qué inmigrantes pueden ser deportados.

La orden del Departamento de Seguridad Nacional que se dio a conocer primero en un memorando el pasado 30 de septiembre deja por fuera de las prioridades de ICE detener y deportar a inmigrantes "teniendo como única razón" el ser indocumentados, dijo el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, en una entrevista a The Washington Post.

Esta última directriz representa un vuelco de 180 grados de la política vigente del gobierno del expresidente Donald Trump, que permitía a los agentes de ICE arrestar a cualquier persona en Estados Unidos sin estatus legal.

El gobierno de Biden seguirá teniendo como prioridad la deportación de inmigrantes que representen una amenaza a la seguridad nacional y a la seguridad pública, así como aquellos que hayan cruzado recientemente la frontera de manera ilegal.

“Por primera vez, nuestras pautas, en la búsqueda de la seguridad pública, tomarán en cuenta la totalidad de los hechos y circunstancias”, dijo Mayorkas, según el comunicado del DHS.

“Al ejercer esta discreción, nos guiamos por el conocimiento de que hay personas en nuestro país que han estado aquí por generaciones y han contribuido al bienestar de nuestro país, incluidos aquellos que han estado en la primera línea de la batalla contra el covid. Mientras nos esforzamos por brindarles un camino hacia el estatus (legal), no gastaremos recursos en eliminar a aquellos que no representan una amenaza”, agregó.

"¿Vamos a perder el tiempo aprehendiendo y removiendo al trabajador del campo que se está partiendo la espalda para cosechar las frutas que servimos en nuestra mesa?", dijo Mayorkas al Washington Post. "Porque si perseguimos a ese individuo, no estamos invirtiendo nuestros recursos en alguien que, en efecto, amenaza nuestra seguridad. De eso es que se trata".