Trump declara emergencia nacional en la frontera sur

Donald Trump anunció este viernes desde La Casa Blanca que firmará la declaración de emergencia nacional con la frontera sur. Esa acción le permite buscar los fondos para la construcción del muro, sin la necesidad de aprobación del Congreso.

WASHINGTON.- El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, anunció este viernes desde la Casa Blanca sus intenciones de firmar la declararación de una emergencia nacional por la crisis migratoria que asegura que existe en la frontera sur y así obtener los fondos necesarios para la construcción de un muro fronterizo con México.

El Congreso aprobó el jueves un acuerdo de seguridad fronteriza que evitaría un segundo cierre de gobierno.

El presupuesto aprobado en el acuerdo de seguridad fronteriza, alrededor de $1.4 mil millones, está muy por debajo de los $5.7 mil millones que Trump insistió en que necesitaba para construir un muro a lo largo de la frontera con México y que financiaría solo una cuarta parte de las más de 200 millas que quería. La Casa Blanca dijo que firmaría la legislación pero que actuaría por su cuenta para obtener el resto, una medida que provocó la desaprobación de los demócratas y las amenazas de juicios de los estados y otras entidades federales que podrían perder presupuesto pues dicen que Trump está abusando de su autoridad.

El Senado aprobó la legislación 83-16, con ambas partes sólidamente a bordo. La Cámara siguió con un conteo de 300-128, con la firma de Trump planeada para este viernes.

Ambos márgenes estaban por encima de los dos tercios de las mayorías necesarias para anular los vetos presidenciales, aunque no se esperaba uno y los legisladores en algún momento respaldan a un presidente del mismo partido en tales batallas.

Los legisladores sintieron alivio de que el acuerdo evitaría un nuevo cierre de las agencias federales solo tres semanas después de un cierre parcial de 35 días que marcó un récord y que provocó un claro e indiferente rechazo del público. Pero al anunciar que Trump firmaría el acuerdo, la secretaría de prensa de la Casa Blanca, Sarah Sanders, también dijo que tomaría "otra acción ejecutiva, incluída una emergencia nacional".

En una declaración conjunta inusual, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, dijeron que tal declaración sería "un acto sin ley, un grave abuso del poder de la presidencia y intento desesperado de distraer "del fracaso de Trump de obligar a México a pagar por el muro, como lo prometió durante años.

No ven con buenos ojos el plan de Trump

Las reacciones no se hicieron esperar. Pelosi y Schumer también dijeron que "el Congreso defenderá a nuestras autoridades constitucionales", mientras que el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, dijo en su cuenta de Twitter "nos veremos en la corte" si hace la declaración.

"Oremos todos para que el presidente tenga sabiduría para firmar el proyecto de ley para que el gobierno no se cierre", dijo el senador Charles Grassley, republicano por Iowa.

Momentos antes de que Sanders hablará en la Casa Blanca, el líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, se dirigió al Senado para anunciar las decisiones de Trump de firmar el proyecto y declarar una emergencia. Los demócratas afirman que no hay crisis en la frontera y Trump simplemente está evitando al Congreso. Y algunos republicanos advierten que los futuros presidentes demócratas podrían usar su precedente para forzar el gasto en sus propias prioridades, como el control de armas. Los críticos del Partido Republicano incluyeron a la senadora Susan Collins, de Maine, quien dijo que las declaraciones de emergencia son para "desastres naturales importantes o eventos catastróficos" y dijo que su uso sería de "dudosa constitucionalidad".

Hay otras manera de conseguir el dinero restante

Los asesores del Congreso dicen que hay $21 mil millones de dólares en dinero para la construcción militar que podría ser utilizado por Trump. Pero según la ley, el dinero tiene que ser usado en apoyo de las fuerzas armadas de los Estados Unidos.

El Departamento de Defensa se ha negado a proporcionar detalles sobre el dinero disponible.

La medida contiene dinero para mejorar el equipo de vigilancia, más agentes de aduanas y ayuda humanitaria para los inmigrantes detenidos. El proyecto de ley general también proporciona $330 mil millones para financiar docenas de programas federales para el resto del año, una cuarta parte de los presupuestos de las agencias federales.

Colaborador