Autoridades desmantelan una operación de falsificación de dinero

ATHENS.- Los oficiales del departamento de policía de Athens-Clarke lograron detener una operación de falsificación de dinero.

El pasado 9 de julio, las autoridades recibieron una llamada de denuncias por el presunto uso de billetes falsos. Los empleados de un camión de comida ubicado en el 1143 de King Avenue declararon que una mujer había pagado con varios billetes falsos de $20 durante el día. La sospechosa fue arrestada.

Luego de la detención, los investigadores recabaron información adicional que culminó en el registro de una habitación de hotel en 1050 de Ultimate Drive, donde dos sospechosos fueron localizados y arrestados.

Autoridades desmantelan una operación de falsificación de dinero

“Las empresas locales deben capacitar a los empleados para que estén atentos por el dinero falsificado, incluso en denominaciones pequeñas. Los empleados examinan y descubren con mayor frecuencia los billetes falsificados más grandes, $50 y $ 100, pero los billetes más pequeños no se examinan tanto ", dijo el detective Nathanial Franco.

"Los sospechosos que detuvimos y el reciente aumento en los casos de falsificación en los últimos meses ha implicado principalmente la circulación de billetes de $20 falsificados. La evidencia indica que los grupos de falsificación más recientes también están produciendo denominaciones aún más pequeñas ($10). Los sospechosos parecen estar utilizando estas denominaciones más pequeñas porque saben que no son tan revisadas por los empleados de las empresas locales. Las falsificaciones que hemos recuperado de estos casos recientes no parecen ser la moneda real y faltan las marcas de agua. Una revisión breve por parte de los empleados llevaría a que notarán rápidamente la procedencia ilícita de los mismo", agregó

Ante esta situación las autoridades recomiendan revisar todo el dinero que se reciben en operaciones de transacción de dinero. Si sospechas que una persona está usando una moneda falsificada, debes comunicarte con las autoridades locales o al 9-1-1.