(TELEMUNDO ATLANTA).- Una madre que pedía justicia por la muerte de su hijo, quien murió durante una excursión escolar a Belice, ha recibido un nuevo golpe por un fallo judicial.

La Corte Suprema de Georgia desestimó la demanda que había presentado Adell Forbes, cuyo hijo Tomari Aliijah Jackson murió ahogado en un río de Belice. La Corte dijo que la demanda fue presentada demasiado tarde, pues el periodo de un año que dictamina la ley beliceña ya preescribió. 

Jackson estudiaba en North Cobb High School en Kennesaw. Forbes presentó en marzo de 2017 su demanda contra el hotel en el que su hijo murió, en febrero de 2016.