Cristina Cruz en tribunal

Juicio en contra de Cristina Cruz inició el martes 9 de julio en la Corte Superior de Gwinnett. (Cortesía WSB-TV)

TELEMUNDO ATLANTA.- Después de tres días de juicio, un jurado encontró a Cristina Cruz culpable de cuatro de los cinco cargos que se le imputaban. 

La pastora protagonizó un altercado en contra de la policía en marzo de 2018 en la Iglesia Cristiana Evangélica ubicada en Lilburn. 

Cruz se declaró inocente y decidió someterse a juicio. El jurado compuesto por 15 miembros encontró a Cruz culpable de 3 delitos menores y uno grave. La mujer fue absuelta de un cargo de obstrucción.

La sentencia le será dictada en septiembre.

¿La raíz de la disputa?

Los Cruz tenían viviendo en su casa a Dulce Cárdenas, quien en ese entonces tenía 16 años y era novia de uno de los hijos de los pastores. Cárdenas había abandonado su hogar sin autorización de sus padres y además estaba embarazada. Su madre, Ana María Cárdenas, dijo hoy en el tribunal que había presentado una querella y que, previo a ésta, obtuvo una orden de restricción temporal en contra de Cristina Cruz, por presuntamente haber recibido  amenazas de su parte.

Pastora hispana enfrenta proceso judicial

De izquierda a derecha: Wilmer Cruz Sr., Cristina Cruz y Wilmer Cruz Jr. (Cortesía Policía de Gwinnett)

Tras presentar la denuncia, la policía se llegó a la iglesia donde estaba la menor. La situación escaló y resultó en el pleito entre la familia Cruz y miembros de la policía. Las imágenes del enfrentamiento se volvieron virales. Cristina Cruz, Wilmer Cruz, Wilmer Cruz Jr. y un segundo hijo menor de edad fueron arrestados.

Cruz Sr. y su hijo se declararon culpables a un cargo de asalto agravado en junio.  Wilmer Cruz Sr. fue condenado a 10 años reducidos a 17 meses de prisión y de los cuales se le tomaron en cuenta los 14 meses que llevaba detenido en junio. Los meses restantes darán tiempo para que se le tramite un proceso de deportación ya que este se encuentra en los EE. UU. sin autorización.

El hijo del ministro, Wilmer Cruz Jr. recibió el estatus de primer delincuente y fue sentenciado a siete años de libertad condicional. Él no se enfrenta a la deportación.