GAINESVILLE. -Cuatro adolescentes fueron acusados ​​"individualmente y en conjunto" de presuntos delitos, incluida la muerte del agente de la Oficina del Alguacil del Condado de Hall, Nicolas Blane Dixon.

Héctor García Solís, London Alexander Clements, Brayan Omar Cruz y Eric Edgardo Velázquez, todos de 17 años, fueron acusados ​​por un Gran Jurado del condado de Hall el lunes 19 de agosto.

Los cargos en la acusación relativa a los cuatro hombres incluyen homicidio culposo, asesinato agravado, asalto agravado a un agente y conspiración para cometer robo y robo.

Héctor García es el sospechoso de haber disparado contra el agente Nicolas Dixon.

Foto del fichaje de Héctor García en la cárcel del Condado de Hall después de salir del hospital el 1 de agosto.

El último cargo supone que los cuatro hombres "se reunieron en un lugar específico y viajaron juntos en un vehículo robado y poseían armas de fuego robadas" mientras usaban máscaras, guantes, pañuelos y otra ropa "para ocultar sus identidades".

El incidente que condujo a la muerte de Dixon comenzó cuando los agentes intentaron detener un automóvil el 7 de julio, el cual era sospechoso de haber sido utilizado en varios robos en viviendas y en vehículos durante el fin de semana, incluido el robo de una "gran cantidad de armas de fuego", dijo el Alguacil Gerald Couch el 8 de julio. El automóvil huyó, se estrelló, y sus ocupantes trataron de escapar a pie y fueron perseguidos por agentes sobre Jesse Jewell Parkway en Gainesville.

Se produjo un tiroteo en el patio delantero de una casa en el área de Highland Avenue, con Dixon y otro agente intercambió disparos con García-Solís, dijeron las autoridades.

"Después de negarse a seguir las órdenes verbales de Dixon para mostrar sus manos, el delincuente desapareció brevemente detrás de la residencia y de repente reapareció y abrió fuego. Dixon fue impactado por una bala debajo de su chaleco antibalas cuando devolvió el fuego", dijo Couch.

El cargo de homicidio culposo supone que los cuatro hombres "actuaron ilegalmente llevando a la muerte del agente Nicolas Blane Dixon", y García-Solís figura como el presunto tirador. Solís recibió una bala en la cabeza cuando se produjo el intercambio de disparos.