(TELEMUNDO ATLANTA).- Paulina Marcela Velázquez es una adolescente de 15 años con toda una vida por delante. Luego de muchas consideraciones, su familia había hecho planes para que se vacunara en estos días, pero hace dos semanas cayó enferma de COVID-19 y hoy está conectada a un ventilador artificial y en un coma inducido. Su familia está haciendo ahora un ruego desde afuera del hospital.