(TELEMUNDO ATLANTA).- Se estima que el 76% de las mujeres embarazadas en Estados Unidos no están vacunadas contra el COVID-19.

Esto es preocupante porque las estadísticas indican que, si contraen el virus, corren más riesgo de tener partos prematuros, sobre todo si son latinas o afroamericanas.

Dinorah Pérez nos explica el por qué en su siguiente reporte.