En Estados Unidos, el mayor problema con las vacunas contra la COVID-19 es convencer a la población de que se las ponga. Pero en América Latina, donde las vacunas son insuficientes, quienes pueden pagar un boleto de avión, están viniendo a Estados Unidos a recibirla; mientras las autoridades de salud de varios estados, parecen hacerse de la vista gorda con los turistas para aplicarles la vacuna.

(TELEMUNDO ATLANTA).- En Estados Unidos, el mayor problema con las vacunas contra la COVID-19 es convencer a la población de que se las ponga. Pero en América Latina, donde las vacunas son insuficientes, quienes pueden pagar un boleto de avión, están viniendo a Estados Unidos a recibirla; mientras las autoridades de salud de varios estados, parecen hacerse de la vista gorda con los turistas para aplicarles la vacuna.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: