(TELEMUNDO ATLANTA).- Los avances de una vacuna contra la COVID-19 han dado esperanzas a millones de personas de que la pandemia puede controlarse en los próximos meses.

Pero, curiosamente, aunque la mayoría del público está ansioso porque los científicos desarrollen una cura, no todos quieren ser los primeros en ponérsela. 

Según una encuesta del sitio web de MD, realizada a 1,000 personas, reveló que el 28% de las personas entrevistadas dijeron que no se pondría la vacuna; el 30% dijo que no está seguro de hacerlo; y sólo el 42% dijo que lo haría en algún momento, pero en los 12 meses posteriores que esté disponible.

La encuesta es una señal para los médicos, pues si la gente no se vacuna, los esfuerzos por detener la enfermedad serán nulos.