(TELEMUNDO ATLANTA).- El número de personas que se ha infectado con COVID-19 en Georgia, ha superado los 100.000 casos. El uso continuo de las máscaras faciales, sobre todo en estos meses de calor intenso, pueden ser perjudiciales para la salud.

Y, aunque estas cubiertas faciales nos protegen de la nueva cepa del coronavirus, también limita la llegada de oxígeno al cuerpo e incrementan la inhalación de dióxido de carbono. Además, esto podría contribuir a los efectos de una insolación. Especialistas médicos explican cuándo y cómo usar los cubrebocas.