(TELEMUNDO ATLANTA).- El condado de Gwinnett anunció que suspenderá por el resto de la semana, su programa de entrega de alimentos de verano en parques y otros sitios, debido a que un conductor de la empresa repartidora dio positivo por COVID-19.

En su comunicado, el condado de Gwinnett explicó que conforme a las guías establecidas por el Departamento de Salud, el resto del personal se realizará la prueba del COVID-19 y las instalaciones deberán ser desinfectadas.

Y agregaron que el personal del Departamento de Parques y Recreación estará informando a las personas que asistan y que se tendrán comidas de emergencia para personas de 60 años o más

Se prevé que las operaciones se reanuden el próximo lunes. 

Visite GwinnettSummerMeals.com para más información.