(TELEMUNDO ATLANTA).- Luego de una intensa batalla contra el COVID-19 en la que estuvo a punto de perder la vida, familiares y amigos de un ciudadano colombiano residente en nuestra área, celebran lo que consideran como un retorno a la vida. 

Después de casi dos meses en el hospital, Rodrigo Valderrama regresó a casa con sus seres queridos.

Lo más impactante que mostró el colombiano al salir de este hospital fue el deseo de retomar su vida y recuperarse por completo. Luego de haber estado casi al borde de la muerte, hoy agradece a quienes estuvieron a su lado en este proceso.

Rodrigo sufrió shock séptico, neumonía y fallo severo de los pulmones, por lo cual fue conectado a una máquina de respiración. Al no mostrar mejoría, el doctor Erick Osborn quien llevó el caso, sugirió que fuese tratado con plasma de un paciente recuperado del COVID-19, siendo el primero en recibirlo mientras estuvo conectado a esa máquina. La mejoría fue notable y alentadora.

El próximo paso para Rodrigo es paciencia. Aún tiene debilidad en sus extremidades, por lo que debe trabajar con sus terapistas y su familia para vencer por completo a la nueva cepa del coronavirus.