(TELEMUNDO ATLANTA).- Uno de los temores más grandes que están enfrentando los médicos en el estado de Georgia, es la escasez de equipos médicos para enfrentar la pandemia del COVID-19.

Especialistas de la salud están, en la disyuntiva, de a qué ciudadano podrían salvarle la vida y a quién no. Lo cierto es que, hasta ahora, el estado sólo cuenta con un máximo de 3.000 equipos de asistencia respiratoria, una cifra que es realmente insuficiente para el número de casos que se presentan día con día.

Tan sólo este viernes, el Departamento de Salud Pública de Georgia (GDPH) contabilizó, en su primer informe de actividades, 5.831 casos confirmados y 184 muertes por el COVID-19. Asimismo, el GDPH detalló que 1.158 personas permanecen bajo vigilancia médica.

Algunos médicos han dicho que, si el número de hospitalizados graves supera la cifra de equipos de asistencia respiratoria, muchas personas podrían morir

Los hospitales en el condado de Fulton creen que llegarán a su capacidad máxima la próxima semana, si continua el ritmo de contagios en la entidad.