¿Qué tan efectivas son las mascarillas faciales para evitar el contagio del COVID-19?

Pixabay

(TELEMUNDO ATLANTA).- Este jueves, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, emitió una orden ejecutiva en la Ley de Producción de Defensa, dirigida exclusivamente a la compañía 3M.

El objetivo de esta acción presidencial es priorizar las órdenes del gobierno de los Estados Unidos, en la fabricación de mascarillas faciales modelo N-95. 

Dicha ordenanza exige al administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias, Pete Gaynor, que "use cualquier autoridad disponible bajo la Ley para adquirir, de cualquier subsidiaria o afiliada propiedad de 3M Company, el número de respiradores N-95 que el Administrador [en este caso, el Gobierno de los Estados Unidos] determine que son apropiados". 

"Hoy golpeamos a 3M después de ver lo que estaban haciendo con sus mascarillas. ¡Tendrá que pagar un gran precio!", dijo Trump, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter.

La mañana de este viernes, 3M Company respondió en un comunicado a las presiones del presidente Trump, asegurando que "han hecho todo lo posible para fabricar tantos respiradores N-95 como sea posible para el mercado estadounidense".

Cabe mencionar que, médicos de algunos hospitales del país, han sugerido a sus empleados no usar máscaras tipo N-95, porque entonces todos los miembros del personal querrían una.

Ante la exigencia de Trump de detener la exportación de mascarillas a Canadá y América Latina para tener más de estos utencilios sanitarios en el país, 3M Company respondió que "si eso ocurriera, el número neto de respiradores disponibles para los Estados Unidos en realidad disminuiría".

En las últimas semanas, 3M ha duplicado su producción global de respiradores N-95 a más de 1.000 millones por año o casi 100 millones por mes

¿Usar o no usar mascarilla facial?

La demanda de mascarillas faciales ha aumentado a raíz de la pandemia del COVID-19 en el mundo. Es muy común ver a ciudadanos portando este accesorio en la calle, en el transporte público e, inclusive, en los supermercados.

Pero, ¿qué tan efectivas son para prevenir el contagio de la nueva cepa del coronavirus?

De acuerdo con la guía más reciente de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos, "una parte significativa de las personas con coronavirus carece de síntomas ("asintomáticos") e incluso aquellos que, eventualmente desarrollan síntomas ("pre-sintomáticos"), pueden transmitir el virus a otros antes de mostrar síntomas".

Sigue nuestra cobertura informativa en Telemundo Atlanta:

Debido a esto, los CDC recomiendan "usar cubiertas de tela para la cara en entornos públicos donde otras medidas de distanciamiento social son difíciles de mantener (por ejemplo, supermercados y farmacias), especialmente en áreas de transmisión comunitaria significativa".

Contrario a la postura del Gobierno de Estados Unidos, el pasado 1 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) compartió una recomendación en la que insta a la gente a no usar mascarillas faciales, si una persona goza de buena salud.  

"Hay un debate en curso sobre el uso de máscaras a nivel comunitario. La OMS recomienda el uso de máscaras médicas para las personas que están enfermas y aquellos que los cuidan", dijo el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. 

"Las mascarillas sólo son efectivas cuando se combinan con otras medidas de protección. La OMS continúa reuniendo toda la evidencia disponible y continúa evaluando el uso potencial de mascarillas de manera más amplia para controlar la transmisión del COVID-19 a nivel comunitario", detalló Tedros.

Asimismo, el doctor Jerome Adams, cirujano general de Estados Unidos, dijo a través de su cuenta de Twitter que las mascarillas "no son efectivas para evitar que el público en general contraiga coronavirus".

Y puntualizó: "¡DEJEN DE COMPRARLAS!".

Si bien las mascarillas sanitarias son útiles, las compras de pánico han provocado que su demanda aumente e, inclusive, que su precio se eleve a más del doble o triple de su precio original.

Otro factor a considerar es el desecho irresponsable de estos accesorios, ya que cada vez es más frecuente ver en estacionamientos y lugares públicos concurridos, mascarillas y guantes tirados en la vía pública probablemente contaminados.