(TELEMUNDO ATLANTA).- Luego de meses de estar postrado en cama, el patriarca de un hogar latino en el sur de California por fin será dado de alta, como uno de sus familiares le comparte a Sandra O'Neill. El caso es un ejemplo de que la fe es lo último que se pierde.