(TELEMUNDO ATLANTA).- Con la llegada de la temporada de gripe, se renuevan los temores de que ambas enfermedades sean confundidas debido a que comparten muchos síntomas.

Eso agravaría también el volumen de trabajo para hospitales y oficinas médicas que realizan las pruebas de COVID-19.

Gabriel Huerta nos explica en este informe.