(TELEMUNDO ATLANTA).- Santwon Antonio Davis, de 34 años de edad, enfrenta cargos federales por fingir que estaba contagiado por la nueva cepa del coronavirus.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos aseguró que Davis engañó a su empleador, diciendo que él había salido positivo en su prueba de COVID-19, y eso causó que la compañía para la que él trabajaba cerrara de inmediato.

La empresa perdió 100.000 dólares, según los fiscales.

Davis admitió a las autoridades que no estaba enfermo.

El Departamento de Justicia no reveló el nombre de la empresa, pero dijo que se trataba de una de las 500 compañías más grandes del país.