ATLANTA (TELEMUNDO ATLANTA).- Todos los días, en punto de las 08:00 PM, los ciudadanos del centro de Atlanta interrumpen sus actividades laborales o domésticas, salen al balcón de sus casas; algunos asoman la cabeza por la ventana, y comienzan a aplaudir y a gritar. Un coro de felicidad rompe el silencio.

De esa forma tan creativa y emotiva, los ciudadanos reconocen el trabajo médico de todo el equipo que, durante días, semanas e, inclusive, meses, han estado lejos de su hogar para atender la emergencia sanitaria.

A pesar de que la ciudad luce desierta, el ánimo revive cada rincón de la metrópoli. Algunos se toman el atrevimiento de sacar ollas, vasijas y cucharas y hacerlas sonar con gran euforia. No es la cura para combatir el COVID-19, pero sí el remedio para contrarrestar la preocupación por la expansión de la pandemia.

Este jueves, el número de contagios en Estados Unidos aumentó a casi 70.000, es decir, más de 20.000 nuevos casos en un sólo día; mientras que China registró unos cuantos casos sin superar la cifra de más de 81.000; e Italia, contabilizó más de 63.000 infecciones, es decir, más de 10.000 casos en sólo 24 horas.

De los 69.018 casos registrados el día de hoy en Estados Unidos, la Universidad Johns Hopkins registró un total de 1.042 decesos y, hasta el momento, 616 personas se han podido recuperar de la nueva cepa del coronavirus en el país.