ATLANTA  (TELEMUNDO ATLANTA).- Con miles de georgianos en todo el estado despedidos de sus trabajos, el seguro de desempleo (UI) es una de las herramientas más importantes que Georgia tiene para mantener a los trabajadores a flote durante esta crisis de salud pública, dice el Instituto de Políticas y Presupuesto de Georgia.

"Georgia es el hogar de aproximadamente 20.900 beneficiarios activos de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). Desde que el programa comenzó en 2012, estas personas han tenido la oportunidad de trabajar legalmente en los Estados Unidos.

Solo en Georgia, los beneficiarios de DACA contribuyen con aproximadamente $66,000,000 de dólares al año en impuestos estatales y locales; y tienen un poder adquisitivo de aproximadamente $802,7 millones de dólares anuales".

"Los beneficiados con el DACA que han sido despedidos durante la pandemia de coronavirus, y necesitan asistencia deben solicitar la IU si cumplen con los criterios de elegibilidad", dice David Schaefer, Director de Investigación de dicha entidad.

Por su parte, la organización Proyecto Nacional de Empleo por Ley, va más allá, y cree que los inmigrantes con estatus legal pueden calificar para solicitar beneficios por desempleo durante la pandemia del coronavirus.

"El seguro de desempleo (UI) proporciona pagos periódicos a los trabajadores elegibles que están desempleados por causas ajenas a su voluntad y que buscan trabajo", dice Rebeca Smith, Directora de Estructuras Laborales.

"La cantidad que reciben los trabajadores depende de los salarios que ganó un trabajador durante un "período base". Aunque varía de estado a estado, el período base generalmente cubre el año pasado a 18 meses de trabajo" (haber estado empleado durante los últimos 18 meses).

"Para ser elegible para el seguro de desempleo (UI), los trabajadores inmigrantes deben cumplir los mismos requisitos básicos que otros trabajadores. Primero, deben estar desempleados "sin culpa propia". En segundo lugar, deben tener suficientes salarios ganados u horas trabajadas en su "período base" para establecer un reclamo. En tercer lugar, deben estar en la "capacidad y disponibilidad" para trabajar".

"La elegibilidad para el seguro de desempleo depende del estado de inmigración durante dos períodos de tiempo: primero, el tiempo que el trabajador solicita y recibe beneficios (el "período de beneficios"); y segundo, el tiempo que el trabajador realizó el trabajo (el "período base")".

"Bajo los sistemas estatales y federales actuales, los trabajadores indocumentados no son elegibles para beneficios de desempleo. La regla general es que los trabajadores deben tener una autorización de trabajo válida durante el período base, en el momento en que solicitan beneficios y durante todo el período durante el cual reciben beneficios", dice Smith.