FORSYTH.- La Oficina del Alguacil de Forsyth tiene entre sus filas a un nuevo integrante con una gran misión.

Booberry es un perro de 4 años que ya completó el entrenamiento de perros de "confort". El detective Roe, realizó una capacitación de una semana con Booberry certificandose en Canine Good Citizen. Esta certificación permite Booberry trabajar con niños y adultos víctimas de delitos sexuales.

En estudios recientes de agencias de Florida que implementaron perros de "confort" en el proceso de entrevista de víctimas infantiles, las revelaciones de los niños aumentaron más del 50% una vez que se implementó el programa K-9.

Booberry trabajará en conjunto con el agente Roe en la oficina todos los días, por lo que está disponible para proporcionar la comodidad necesaria cuando el deber llama.