LAWRENCEVILLE.- Un hombre que llevó a la policía a una peligrosa persecución que terminó con un choque brutal, en el que una inocente mujer hispana tuvo suerte de salir con vida, se comunicó con Telemundo Atlanta desde la cárcel porque, dice, tiene un mensaje para ella.

Este sospechoso tiene un historial de huir de la policía, pero asegura que el último incidente que lo llevó a la cárcel no fue su culpa y responsabiliza, en cambio, a los agentes que lo persiguieron.

El video del choque muestra a varios conductores que fueron afortunados de no terminar con lesiones serias. Sin embargo, una mujer de origen puertorriqueño no salió tan bien librada. Ahora el hombre que colisionó con su vehículo dice que quiere pedirle disculpas.

Fredreka Brown envió una carta a Telemundo Atlanta en la que explicaba su solicitud. En una video comunicación desde la cárcel del condado de Gwinnett, Luis Estrada le le preguntó si hizo algo malo: “No, señor”, le respondió Brown.

Más de seis meses después de la persecución que protagonizó por las calles de Lawrenceville, Fredreka Brown insiste en que si huyó de la policía fue porque "temía por su vida".

Telemundo Atlanta obtuvo el video de la Policía de ese día: el vehículo en el que viaja Brown maniobra de un lado a otro esquivando vehículos, incluso en el sentido opuesto. Al llegar a Duluth Highway no logra evitar un automóvil y lo golpea de frente con toda fuerza. Es el auto de María Esmurria.

En el video se escucha al agente Chris Ralston preguntándole que pasó: “Estaba huyendo de la policía, ¿verdad?”, dice el agente.

Esmurria sufrió fracturas en un tobillo y una pierna. Desesperada y con miedo logra salir del vehículo con ayuda del agente.

Fredreka Brown enfrenta varios cargos por el incidente que ocurrió en enero. Él se comunicó desde la cárcel del condado de Gwinnett con Telemundo Atlanta y pidió una entrevista con el periodista Luis Estrada "porque es el medio que los hispanos ven".

“Me disculpo por lo todo lo que te sucedió, con todos. Si pudiera cambiar las cosas lo haría. No fue mi intención herirla o a nadie más”, dijo Brown en su mensaje a María.

Una disculpa que María no aceptó. Cuando Estrada la contactó, lo refirió con su abogado quien envió la siguiente declaración:

“María está recuperándose de las traumáticas lesiones. Ella va a apreciar privacidad en este momento”, dice Drew Mosley.

“Estos señores me hicieron sentir temor por mi vida. Me pusieron en esta situación, en la que no tengo que ver”, dijo María, quien aún resiente las secuelas del choque.

Brown culpa a la policía por esta persecución. Argumenta que ellos lo estuvieron acosando anteriormente.

Pero la policía cree que seguramente Brown aceleró porque llevaba drogas y dinero es su vehículo que le fueron decomisadas después. Incluso, al momento del arresto, el agente le dice: “No sabíamos quién eras tu”.

María continúa sufriendo hoy. Fuera de cámaras explicó que no puede caminar bien y casi no puede mover los dedos. Es estilista, pero le dijo a Luis Estrada en una conversación en su casa, que las lesiones y los problemas de movilidad le impiden trabajar.