(TELEMUNDO ATLANTA).- El gobernador de Georgia, Brian Kemp, lanzó una serie advertencia para aquellos que insisten en realizar carreras clandestinas y arrancones ilegales.

Este viernes, el mandatario estatal pidió al Congreso que se impongan castigos más severos para los organizadores, conductores y a quienes participen en estos eventos.

Entre estas sanciones estaría la revocación de las licencias de conducir de los involucrados hasta por 12 meses e, inclusive, multas, en las que las sanciones menores serían elevadas a delitos mayores. 

El problema de las carreras callejeras, dicen los funcionarios, creció durante la pandemia de la COVID-19.


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: