BROOKHAVEN.- Dos personas fueron captadas por la cámara de vigilancia del apartamento de uno de los residentes en el complejo Ivy Place en Brookhaven. En las imágenes se ve a un hombre y a una mujer que al parecer se roban plantas y adornos de la terraza de una de las viviendas.

Miguel Hernández fue una de las víctimas. Dice que el martes, después de las 6 de la tarde, fue al supermercado y a su regreso se percató del robo. “Antes de irnos estaban todas las cosas”, dice.

En las imágenes se puede ver a un hombre y a una mujer que escogen algunas plantas y las llevan al vehículo en el que se conducen. Parece que se tomaron el tiempo necesario para poder hacerlo, dice Miguel.  La mujer parece darle órdenes a su acompañante sobre cuáles son las macetas que ella desea.

Luego de llevar algunas plantas al vehículo, el hombre regresa al balcón y cambia una de las macetas "que no le gustaron a la mujer", dice Miguel. El hombre regresa al automóvil, pero segundos después sale del vehículo junto con la mujer y suben al balcón para llevarse otras macetas.

“Yo me imagino que quisieron buscar alguna llave debajo de los tapetes para poder entrar. Ellos estuvieron tocando puertas en otros apartamentos”, agrega Miguel.

El reporte del policía obtenido por Telemundo Atlanta indica que varios residentes del lugar estaban llamando a la policía, denunciando robos similares ese mismo día por la tarde. “Escuché que había cinco o seis reportes”.

El agente que recibió la denuncia rastreó la placa del vehículo, el cual le pertenece a una mujer identificada como Lisa Márquez, quien vive en la zona de Brookhaven. El uniformado la llamó por teléfono y le preguntó donde estaba su vehículo. Ella le dijo que lo tenía en Kennesaw y que nadie más lo manejaba, algunas veces su hija lo hacía. Él le dijo que su automóvil, un vehículo Jeep Liberty color plateado había quedado captado por las cámaras de vigilancia.

Hasta ahora no hay arrestos, sin embargo, Miguel cree a raíz de que el portón principal no funciona y permanece abierto todo el tiempo, deja paso para que personas extrañas puedan entrar fácilmente.