Clausuran popular hotel tras confirmarse tres casos de la enfermedad del legionario

ATLANTA.- Las últimas cifras sobre los casos de la enfermedad del legionario vinculados a un hotel en el centro de Atlanta podrían alcanzar uno de los niveles más altos en la historia en todo el país.

El Departamento de Salud Pública de Georgia (GHN) dijo que además de los 11 casos confirmados de enfermedad del legionario, hay 55 posibles contagios.

Estos pacientes “probables” son personas que presentaron un diagnóstico compatible con la enfermedad del legionario, incluida la neumonía diagnosticada por un médico o una radiografía de tórax, pero aún no han recibido una confirmación de muestras de laboratorio. 

No se han reportado muertes por el brote vinculado al Sheraton Atlanta, que permanece cerrado.

Los investigadores aún no han determinado si el hotel es realmente la fuente del brote, pero hasta ahora el equipo no está realizando pruebas en ningún otro lugar.

Desde que se confirmaron los primeros casos de la enfermedad del legionario hace dos semanas, los epidemiólogos han estado revisando cientos de respuestas de encuestas de personas que se quedaron o visitaron el Sheraton Atlanta entre el 12 de junio y el 15 de julio.

Los casos han aumentado en los últimos años

A principios de este año, GHN informó que los casos de enfermedad del legionario se cuadruplicaron en Georgia en los últimos 10 años.

Dicho aumento refleja una tendencia nacional, ya que los casos en Estados Unidos se han multiplicado por cinco desde el año 2000. Alrededor del 80% de los brotes de Georgia han ocurrido en centros de salud, dijo Cherie Drenzek, epidemióloga estatal.

La bacteria Legionella vive en el agua y se encuentra naturalmente en lagos y arroyos. Pero pueden ser potencialmente letales cuando crecen en sistemas de agua hechos por el hombre, y eventualmente se presenta en regaderas y grifos, donde se convierten en aerosol.

La legionelosis es una afección respiratoria que ocurre después de que las personas respiran el vapor de agua que contiene las bacterias transmitidas por el agua.

Ninguna de las enfermedades se transmite de persona a persona, pero las personas mayores de 50 años y aquellas con sistemas inmunes debilitados son más susceptibles a desarrollar la enfermedad.

Los síntomas de la enfermedad del legionario incluyen fiebre, escalofríos, tos y sensación de falta de aire. Requiere tratamiento con antibióticos, y la mayoría de los casos de esta enfermedad se tratan con éxito.