Autoridades de Hall investigan la extraña muerte de un oficial canino K-9

HALL.- La oficina del alguacil del condado de Hall investiga la muerte de uno de sus queridos miembros de 4 patas, Gus.

Gus, el sabueso de ocho años reconocido por su excelente capacidad para rastrear sospechosos murió el pasado 13 de agosto.

El can estaba de guardia con su manejador el martes por la mañana cuando su estado de salud se complicó. En ese momento no se encontraban en servicio activo. Los oficiales llevaron a Gus a la Clínica Veterinaria Murrayville para recibir tratamiento, según el capitán de la oficina del alguacil, Brad Rounds.

El cuerpo de Gus será enviado a la Universidad de Georgia para una autopsia.

Gus había rastreado a un sospechoso hace unos días. Se metió en un estanque durante la búsqueda en la que pudo localizar con éxito al sospechoso. Debido a los informes recientes sobre algas tóxicas de color verdiazul en estanques, la oficina investigara a fondo la causa de muerte de su compañero.

Los miembros de la oficina del alguacil, el departamento de policía de Gainesville y otras autoridades presentaron sus respetos al excelente sabueso y escoltaron su cuerpo a Little & Davenport Funeral Home la tarde del pasado miércoles. 

Autoridades de Hall investigan la extraña muerte de un oficial canino K-9

Los compañeros de Gus lo despidieron con honores. 

El manejador y compañero de Gus, Jeremy Prickett, estuvo presente con familiares y otros manejadores de K9 en el departamento. Para Prickett y su familia, Gus era más que un miembro del departamento, era parte de su familia. 

"Gus y todos los perros en la Oficina del Alguacil del Condado de Hall sirven admirablemente a la comunidad, pero son mucho más que eso", dijo el alguacil Gerald Couch. "Son socios de sus manejadores, compañeros queridos en casa y amigos del público en eventos promocionales. Gus era todas estas cosas. Detuvo a innumerables sospechosos a lo largo de los años, y fue un perro increíble. Todos en el departamento lo extrañaremos, pero para su manejador, el oficial Prickett y su familia la pérdida será mayor”. 

Durante el año pasado, el agente Prickett y Gus habían entrenando a la sabueso Bella. Gus estaba a punto de retirarse y pasar sus últimos años de vida con los Pricketts mientras Bella tomaba su posición. 

"La única forma en que podías escapar de su nariz, era subir a un auto o un avión e irte muy lejos, de lo contrario Gus te encontraría" dijo Rounds el año pasado cuando el departamento le dio la bienvenida a Bella al equipo.