Una niña sobrevive a un tumor, pero su familia enfrenta una deuda de más de $300,000 que su seguro se niega a pagar

ATLANTA (TELEMUNDO ATLANTA).- Una familia de Georgia tiene mucho que agradecer luego de que su hija de 10 años sobreviviera a una cirugía cerebral, pero ahora se ven lidiando con una cuenta médica de $325,000 dólares.

Fue el pasado 11 de septiembre, cuando Lola Grae Segars, de 10 años, tuvo que ser llevada de emergencia al Hospital Infantil Scottish Rite, donde los médicos le extrajeron un tumor cerebral del tamaño de una pelota de softball.

Ahora la proveedora de servicios de salud, Aliera, se niega a pagar la factura.

Aliera explicó a la familia que el hospital está fuera de su red y que no pagarán los $325,000 en facturas del hospital. “Tuvimos una emergencia potencialmente mortal. Nos fallaron a nosotros y a ella ", dijo la madre de Lola Grae, Ashley Segars, al canal de televisión WSB-TV.

"Podemos pagar una parte, pero nos llevaríamos esa deuda a la tumba", agregó Wesley Segars, padre de Lola.

La compañía Aliera administra los pagos de Trinity HealthShare, una organización supuestamente sin fines de lucro basada en la fe. Los miembros pagan una cuota mensualmente y se supone que comparten los gastos médicos de los demás.

La familia Segar dice que llevaron a Lola Grae a la sala de emergencias debido a fuertes dolores de cabeza y ahí fue que le encontraron el tumor. Aliera alega que los dolores de cabeza no son razón para visitar la sala de emergencias.

"En lo que a mí respecta, esta es una organización criminal de alto nivel", dijo Wesley Segars.

El Departamento de Servicios Financieros del Estado de Nueva York ha estado investigando a Aliera y algunos otros estados, como Washington, le han prohibido seguir operando y dicen que se trata de un fraude.

Sin embargo, Aliera ha seguido la venta de cobertura de atención médica a través de otro nombre, Ensurian.

(Con información de WSB-TV)