(TELEMUNDO ATLANTA).- Delta Air Lines está buscando la manera de hacer más recortes de gastos y realizar más despidos. La aerolínea dijo que ha podido aminorar el golpe a los empleados comprando contratos y ofreciendo jubilaciones tempranas. 

Lo anterior ayudará a que no se ponga en suspensión laboral a los asistentes de vuelo y otros operadores en tierra; aunque los pilotos sí podrían verse afectados. También tendrá reducir horas de trabajo hasta en un 25%. 

La aerolínea está gastando $ 750 millones de dólares al mes y ha estado luchando por salir a flote con una reducción del 70% en el número de sus pasajeros.