GAINESVILLE.- Cuatro hombres planearon un robo, uno de ellos se arrepintió y todo terminó en un tiroteo.

Los hechos ocurrieron el pasado 31 de enero, los sospechoso identificados como Randy Carl Smallwood, de 54 años, Juan R. Fuentes Contreras, de 34 años, Paul Matthew Gilleland, de 28 años y David Rivera, de 24 años, se encontraban en un estacionamiento de Gainesville planeando un robo. En algún momento de la reunión, Rivera se arrepintió y “dio un paso atrás”, dijo la Oficina del Alguacil de Hall.

Planificación de un robo terminó en un tiroteo y accidente vehicular

Paul Matthew Gilleland, Juan R. Fuentes Contreras y Randy Carl Smallwood

Rivera salió del estacionamiento y se dirigió a su casa en Barrett Road pero fue seguido por los presuntos ladrones hasta su casa, hecho que aumentó la tensión entre los criminales.

Al llegar a una casa Smallwood y Rivera tuvieron una discusión lo que posiblemente propició que Rivera disparara en un par de ocasiones a Smallwood.

Todos los sospechoso huyeron de la escena en dos vehículos, mismos que se vieron involucrados en un accidente a poca distancia de donde ocurrió el tiroteo.

El vehículo ocupado por Smallwood, Fuentes y Gilleland se volcó, mientras que Rivera huyó del lugar.

Un automovilista encontró a Smallwood al costado de la carretera y llamó al 911, en ese momento inició una investigación por parte de la Oficina del Alguacil. Smallwood fue llevado a un hospital con lesiones que no pusieron en riesgo su vida.

Planificación de un robo terminó en un tiroteo y accidente vehicular

David Rivera

Fuentes Contreras y Gilleland fueron arrestados ese día por cargos de posesión de una escopeta recortada, informaron las autoridades.

El pasado 5 de febrero, se emitieron nuevas órdenes de arresto en contra de Fuentes Contreras, Gilleland y Smallwood. Los tres fueron acusados de robo a mano armada.

Smallwood, también fue acusado de poseer una escopeta recortada, fue arrestado luego de ser dado de alta del hospital.

La policía de Winder arrestó a Rivera el 31 de enero y se encuentra detenido en el Centro de Detención del condado de Barrow. Enfrentará cargos de asalto agravado, agresión agravada, conspiración para cometer robo a mano armada, posesión de un arma de fuego por un delincuente convicto y conducta imprudente en el condado de Hall.

Los otros tres sospechosos permanecen en la cárcel.

El presunto robo que planeaban sigue bajo investigación por la Oficina del Alguacil del Condado de Hall.