ATLANTA (TELEMUNDO ATLANTA). -Gracy cruz vive en Elberton, al norte de Georgia, cerca de la frontera con Carolina del Sur. Ella dijo a Telemundo Atlanta que recibió dos envíos de diferentes semillas, pero no sabía de que se trataba, hasta que vio una publicación en Facebook de Telemundo en la que se percató de la advertencia de las autoridades gubernamentales para que no las siembre.

Las autoridades del Departamento de Agricultura del estado y del país dicen que varias personas han publicado en redes sociales que han recibido este tipo de semillas.

Generalmente llegan como un paquete sellado que dice Joyería; así que, las autoridades de agricultura no prestan atención sobre el contenido.

Otra televidente de Telemundo en la ciudad de Woodstock, Georgia, dijo que recibió las semillas. Las autoridades estatales piden que ni siquiera abran los sobres en las que estas vienen. No se sabe si pudieran ser plantas que son invasivas y puedan atacar la vegetación local.

El Departamento de Agricultura también dice que los reportes indican que las personas han recibido diferentes tipos de semillas de frutas conocidas, como melón, naranjas, pepino o grama. Son paquetes que las personas no han ordenado.

50 estados en el país ya advirtieron a las personas que no siembren las semillas. El FBI también está investigando, pero todo parece ser que es una especie de estafa mercadológica que algunas empresas están haciendo para ganar mejores ratings de ventas en sus productos y tener altos porcentajes de estos en páginas como las de Amazon. Así, las personas que compran creen que miles han ordenado estos productos que nunca solicitaron, pero que en su lugar recibieron semillas. Este tipo de esquema de falso se le conoce en inglés como “brushing”.

También las autoridades dicen que algunas personas están recibiendo, como parte de este esquema de “brushing” lentes baratos, mascarillas baratas o cajas vacías.

El Departamento de Agricultura del país dijo en su pagina web que “en este momento, no tenemos ninguna evidencia que indique que esto sea algo más que una estafa de ‘brushing’ en la que las personas reciben artículos no solicitados de un vendedor que luego publica críticas positivas de los clientes para aumentar las ventas”.

En esta modalidad de fraude de “brushing”, el vendedor en línea externo de una plataforma como Amazon compra sus propios productos a través de compradores falsos que envían a una dirección real. Después, ellos mismos generan comentarios positivos sobre su artículo desde la cuenta del comprador falso, pero bajo la marca de 'compra verificada'. Con esto, ayudan a impulsar su clasificación en línea y parece más creíble para los consumidores porque parecería que varios compraron esos productos.