Empresa texana será la encargada de extraer los restos del buque Golden Ray naufragado

(TELEMUNDO ATLANTA).- Las autoridades informaron que se han contratado los servicios de una compañía con sede en Texas para encargarse de retirar los restos del naufragio del buque Golden Ray.

El Comando Unificado de la Guardia Costera contrató a T&T Salvage LLC de Galveston para retirar el buque de carga de 656 pies de longitud. El barco, aproximadamente del tamaño de un edificio de oficinas de 70 pisos, lleva encallado en la costa de St. Simons Sound lleva encallado 4 meses.

T&T Salvage fue elegido el pasado martes entre seis posibles opciones, incluido DonJon-SMIT, el contratista de emergencia marítima que originalmente respondió cuando el barco se hundió el 8 de septiembre mientras se dirigía al mar con una carga de 4,200 vehículos.

"Nos gustaría agradecer al contratista de respuesta inicial, DonJon-SMIT, por su arduo trabajo y compromiso a lo largo de este proyecto", dijo Chris Graff de Gallagher Marine Systems, que representa a Golden Ray y sus aseguradoras. “Esta es una de las respuestas de víctimas marinas más complicadas en la historia de Estados Unidos. El compromiso de DonJon-SMIT con la seguridad, junto con cientos de otros trabajadores, no causó lesiones a pesar de todos los riesgos emergentes que enfrentaron ".

T&T Salvage fue elegido por su experiencia en el campo de la demolición marítima, dijo Graff. Los propietarios del barco determinaron que T&T Salvage estaba mejor calificado para el trabajo, dijo el portavoz del Comando Unificado y el Guardacostas, Nate Littlejohn.

"T&T Salvage es conocido mundialmente en la industria marítima y presentó un plan de rescate muy completo que fue evaluado como el más seguro y eficiente", dijo Littlejohn. "Después de considerar cuidadosamente múltiples propuestas de licitación y revisar las proyecciones de riesgo asociadas con cada una, los propietarios de Golden Ray decidieron usar un proveedor de recursos diferente para esta situación única".

Los equipos de rescate siguen determinando que tipo de barrera construirán alrededor del buque antes de dar inicio a la demolición.

"Este es un gran paso adelante en esta respuesta, pero aún queda mucho trabajo por hacer", dijo el comandante de la Guardia Costera Matt Baer.