(TELEMUNDO ATLANTA).- A partir de esta semana, los viajeros procedentes de Brasil, Europa y algunos otros países no tendrán que someterse a los exámenes temperatura al arribar al Aeropuerto Internacional de Atlanta. Tampoco se realizarán evaluaciones en otras terminales aéreas del país, donde el volumen de pasajeros es muy alto, evitando retrasos en las salidas.