(TELEMUNDO ATLANTA).- Los solicitantes de licencias de conducir que quieran intercambiar su documento emitido en Puerto Rico por uno de Georgia, no tendrán que hacer pruebas ni cumplir ningún otro requerimiento que no se aplique también a los demás ciudadanos estadounidenses.

Eso fue el acuerdo al que llegó el Departamento de Servicios al Conductor (DDS) por una demanda interpuesta por el Centro de Derechos Humanos y el Fondo de Defensa Legal de Puerto Rico a nombre del puertorriqueño Kenneth Cabán González en julio del año pasado.

Los puertorriqueños podrán tansferir su licencia si tienen 18 años cumplidos, son residentes de Georgia y pueden comprobar su identidad.

También se dejará de usar la guía de entrevistas a puertorriqueños que se utilizaba para probar que en realidad son originarios de la isla.

Cabán González solicitó una licencia de Georgia en 2017, pero en lugar de dársela, le quitaron su licencia de Puerto Rico, su certificado de nacimiento, la tarjeta del Seguro Social y le dijeron que le notificarían cuando pudiera recogerlos. Luego le dijeron que parecían falsos y lo arrestaron en noviembre de ese año.

Fue hasta el 2018 cuando las autoridades federales confirmaron la legitimidad de su documentación; y no fue sino hasta marzo del 2018 que le retiraron los cargos.

El gobierno de Georgia también aceptó pagar una compensación de $40,000 a él y $60,000 para sus abogados.